Higiene facial beneficios

Higiene facial beneficios

Beneficios del tratamiento facial

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Protege, nutre y debe adaptarse continuamente al medio interno y externo. ¿Sabía que una de cada veinte mujeres adultas y uno de cada cien hombres adultos tienen acné de adulto? Esta es otra realidad impactante: A medida que envejece, su cara se encoge al igual que el resto de su cuerpo. Por eso muchos encuentran los beneficios de un tratamiento facial mensual como parte esencial de su rutina.
Aunque los tratamientos faciales son lujosos, no son sólo para el lujo. Un tratamiento facial mensual puede ayudar a tu salud física y mental de muchas maneras y, por supuesto, darte ese brillo y resplandor. Veamos algunos de los beneficios de los tratamientos faciales.
¿Sabe que hay cientos de puntos de presión diferentes sólo en la cara? Sí, así es. Cuando te haces tratamientos faciales regulares, estos puntos de presión se masajean, ayudando a aliviar el estrés y la ansiedad que puedas estar experimentando. No sólo vas a tener una piel más limpia y saludable, sino que te sentirás rejuvenecido, refrescado, relajado y listo para afrontar cualquier cosa que te depare tu agenda.

Desventajas del masaje facial

¿Sabía que su piel es el órgano más grande de su cuerpo? De hecho, la piel desempeña un papel fundamental en la regulación de la temperatura corporal, el aislamiento y la producción de vitamina D. Por eso, la salud de la piel tiene un impacto tan grande en la salud física general.
Teniendo esto en cuenta, mantener una buena higiene de la piel es fundamental para mantener un estilo de vida saludable. Cuando mantienes tu piel limpia y sana, das pasos importantes para asegurar que todo tu cuerpo se mantenga sano también. A continuación, te presentamos algunos de los sencillos pasos que puedes dar cada día para asegurarte de que tienes una sólida rutina de higiene de la piel.
Evita tocarte la cara, especialmente si no te has lavado las manos recientemente. A lo largo del día recoges tanta suciedad y bacterias que ni siquiera ves, que al tocarte la cara sólo estás añadiendo más suciedad y bacterias a tu piel. Del mismo modo, si tienes un grano, déjalo estar. Si te lo picas o lo revientas, sólo conseguirás que empeore y que te queden cicatrices que durarán mucho más que un grano.

Beneficios del masaje facial

El año pasado, los estadounidenses gastaron casi 17.000 millones de dólares en servicios de spa. Gran parte de ese dinero se destinó a tratamientos faciales: tratamientos que dicen eliminar las manchas, combatir las arrugas, hidratar, regenerar, tensar y embellecer la piel para que el rostro tenga un aspecto fabuloso. Pero, ¿hay pruebas que respalden las afirmaciones (y los costes) de estos tratamientos? Los expertos afirman que depende del tipo de tratamiento facial, del lugar en el que se realice y del beneficio para la piel que se desee obtener. “Estaba en un precioso balneario de Santa Fe y la esteticista que me hacía el tratamiento facial me dijo que el siguiente emoliente cítrico que me iba a aplicar me ayudaría a limpiar el hígado”, recuerda Ushma Neill, redactora jefe del Journal of Clinical Investigation y vicepresidenta de educación y formación científica del Memorial Sloan Kettering Cancer Center. “Casi me senté incrédula”.
Esa experiencia, dice Neill, la impulsó a investigar la ciencia existente sobre los tratamientos faciales en spas. Publicó sus hallazgos en un informe de 2012. ¿Su conclusión? “Me di cuenta de lo inútil que era todo”, dice. “No me he hecho un tratamiento facial desde que escribí ese artículo”. Neill dice que no discute las afirmaciones de que los tratamientos faciales pueden renovar temporalmente la piel “hidratándola al máximo” y eliminando los granos y otras imperfecciones. Pero cuando se trata de muchos de los servicios más sofisticados y costosos que afirman combatir el envejecimiento o la inflamación -todo, desde tratamientos con ozono y antioxidantes hasta aplicaciones de extractos de células madre- la mayoría de esas cosas son “una completa tontería”, dice.

Cuál es la importancia de los cuidados de belleza en nuestra vida

Un tratamiento facial es un tratamiento de la piel que consta de varios pasos y que incluye vapor, máscaras faciales, exfoliación, limpieza, masaje facial y una variedad de cremas y lociones. Hay muchos tipos de tratamientos faciales, y la elección del que necesitas depende de tu tipo de piel y de tus problemas cutáneos. Algunos son muy hidratantes, otros son reafirmantes y restauradores, mientras que otros se centran en zonas problemáticas y en determinadas afecciones de la piel. Sea cual sea el tipo, todos los tratamientos faciales tienen unos beneficios maravillosos para tu piel.
Una limpieza mejor y más profunda que la que se hace en casa -la limpieza facial- ayudará a tu piel a deshacerse de la acumulación de grasa, las toxinas y la suciedad de tu entorno cotidiano, y a eliminar por completo cualquier bacteria que pueda causar problemas en la piel. Una buena exfoliación, como la microdermoabrasión, eliminará las células muertas de la superficie de la piel y destapará los poros, permitiendo la absorción de otros productos. Esto también hará que su piel se vea y se sienta más suave y tersa, haciendo que su maquillaje sea más fácil de mezclar y se vea mejor.
Los tratamientos faciales pueden ayudar a ralentizar el proceso de envejecimiento y prevenir la aparición de arrugas. Masajear el rostro con una crema antienvejecimiento aumenta inmediatamente la circulación sanguínea y el flujo de oxígeno, lo que favorece la producción de colágeno y mejora la elasticidad de la piel. De este modo, se reducen las líneas de expresión y las arrugas y se previene su aparición. Recuerda: ¡nunca es demasiado pronto para cuidar tu piel!