Como limpiar alfombras de lana en casa

Como limpiar alfombras de lana en casa

Limpieza profesional de alfombras de lana cerca de mí

Aunque las alfombras de lana pueden mantenerse limpias en su mayor parte con un aspirado regular, probablemente querrá darles una limpieza más a fondo aproximadamente una vez al año. Aprenda a limpiar una alfombra de lana y a eliminar las manchas molestas con esta guía rápida y práctica.
Las alfombras de lana son famosas por su durabilidad y longevidad. De hecho, algunas alfombras de lana han pasado de generación en generación. Como material para las alfombras, la lana mantiene el suelo caliente y contiene una sustancia natural que repele la suciedad y los insectos. Sin embargo, dado su lugar en el suelo, estas alfombras requieren un poco de mantenimiento para mantenerse limpias. Dado que las alfombras de lana suelen ser caras, querrá proteger su inversión dándoles un buen repaso de vez en cuando.
Para ayudarle con este y otros proyectos de limpieza, The Cleaning Authority ofrece sus servicios profesionales en 45 estados del país, excepto en Alaska, Hawai, Montana, Virginia Occidental y Wyoming. Los limpiadores profesionales de esta empresa tienen la experiencia y los productos adecuados para limpiar su casa a su satisfacción. Obtenga un presupuesto gratuito hoy mismo visitando el sitio web de The Cleaning Authority.

Cómo limpiar una alfombra de lana con bicarbonato de sodio

Las alfombras de lana son una pieza de inversión en muchos hogares: suelen ser muy duraderas y duran décadas con el tratamiento adecuado. Aunque son más caras que las alfombras hechas con fibras sintéticas, las alfombras de lana también tienen un impacto mucho menor en el medio ambiente. Por no hablar de que las alfombras de lana son increíblemente suaves al tacto y muestran los colores de forma brillante. Sin embargo, es inevitable que se produzcan derrames. ¿Se pregunta cómo mantener su alfombra de lana en buen estado? Siga leyendo.
Por suerte, la lana es un material muy resistente a las manchas y bastante fácil de limpiar, lo que hace que las alfombras de lana sean ideales para las zonas más transitadas de su casa. La capa natural de cera de cada fibra de lana protege automáticamente la humedad para que no penetre en la superficie. Cuando se produzca un derrame, asegúrese siempre de tener en cuenta el tipo de mancha antes de actuar. Utilice las siguientes opciones de limpieza para mantener su alfombra de lana en buen estado.
El primer tratamiento, y también el más intuitivo, es aplicar agua a la mancha. Empapa un trapo limpio en agua tibia y pásalo suavemente por la mancha, asegurándote de que toda la zona afectada ha sido rociada con agua. Trabaje desde el exterior de la mancha hacia el centro para evitar que la mancha se extienda a otras partes de su alfombra. Siga secando para ver si se levanta algo de la mancha. Siempre es mejor tratar la mancha lo antes posible, en lugar de que se seque y pueda causar un daño permanente.

Alfombra de lana de limpieza en seco

La lana es una fibra natural y renovable que impide la proliferación de bacterias, repele las manchas e inhibe el crecimiento de los ácaros del polvo. Las alfombras de lana suelen ser más caras que las de algodón o las sintéticas, pero son duraderas y pueden durar toda la vida con un mantenimiento adecuado. Aunque se recomienda que las alfombras de lana sean limpiadas en seco por un profesional en caso de manchas persistentes, es posible limpiar la alfombra de lana con un suave cepillado de la superficie una vez al año. Esta guía le mostrará cómo limpiar una alfombra de lana para que dure y tenga un aspecto estupendo.
Antes de intentar limpiar una alfombra de lana, lea las instrucciones de cuidado que figuran en la etiqueta de la alfombra. Para limpiar una alfombra de lana en casa, espere a que haga un día soleado y moderado y realice el proyecto al aire libre. Esto mantendrá la mayor parte del polvo y la suciedad fuera de la casa. Además, ayudará a que la alfombra se seque más rápido y el sol es un desodorante natural y eficaz. Si no dispone de una zona exterior, utilice cualquier zona del suelo que la humedad no dañe (como el suelo de vinilo u hormigón de la cocina o el garaje).
El mantenimiento regular mantendrá una alfombra de lana con un aspecto estupendo y aumentará su vida útil. En general, las alfombras de lana sólo necesitan ser aspiradas dos veces al mes. Sin embargo, si la alfombra recibe mucho tráfico de pies o si hay mascotas que residen en el interior, la alfombra debe ser aspirada más a menudo. La limpieza a fondo de una alfombra de lana sólo es necesaria una vez al año; la limpieza ligera de las manchas se puede hacer cuando sea necesario. Para mantener una alfombra de lana en buen estado, rote la alfombra para que se desgaste de forma uniforme cada seis meses y pida a sus amigos y familiares que se quiten los zapatos antes de pisar la alfombra.

Limpieza profesional de alfombras de lana

Una alfombra de lana puede ser un complemento impresionante para su interior. Es una opción duradera y respetuosa con el medio ambiente a la hora de elegir el suelo de su casa, y tiene mucho donde elegir en cuanto a colores y diseños.
Aunque muchos de nosotros podemos sentirnos tentados de optar por un suelo laminado o de madera, especialmente cuando hay pies pequeños o patas embarradas, hay algo muy reconfortante en una alfombra de lana. Una alfombra de lana puede añadir al instante calidez, textura y estilo a su espacio vital, y mantenerla limpia puede ser mucho más fácil de lo que cree.
El uso de una aspiradora de alta calidad con buena succión y cerdas suaves puede prolongar la vida de las fibras de lana de su alfombra, ya que las cerdas suaves eliminan suavemente el polvo o la suciedad atrapados sin dañar el aspecto de la lana. Si tiene algún amigo peludo en casa, le recomendamos que utilice nuestro accesorio para pelos de mascotas para las aspiradoras con cable, ya que eliminará los pelos finos de las mascotas.
No hace falta decirlo, pero asegúrese de secar los derrames y raspar los sólidos inmediatamente. A pesar de que la lana impide de forma natural que los líquidos sean absorbidos por sus fibras, es importante que reduzcas las posibilidades de que se produzcan manchas tan pronto como se produzca el incidente. Recoger los sólidos de inmediato impide que se hundan más en la alfombra. Seca (sin frotar) los derrames con una toalla de papel seca.